Osteopatía en Sant Cugat

La osteopatía trabaja las interrelaciones que existen entre el sistema músculo-esquelético y los otros sistemas orgánicos.

  • Osteo-articulares y músculo-esqueléticas: esguinces, contracturas, tendinitis, radiculopatías (pérdida de sensibilidad), dolencias fruto de dismetrías estructurales (miembros de distintas longitudes), etcétera.
  • Digestivas: colon irritable, meteorismo, estreñimiento, gases, hernia de hiato, gastritis…
  • Genito-Urinarias: incontinencia, amenorrea, dismenorrea, cistitis, trastornos menopáusicos y otros.
  • Sistema respiratorio: asma, tos, bronquitis,
  • Neuronales: cefaleas de distintos orígenes, neuralgia trigeminal, migrañas tensionales,
  • Pediatría.
  • Postoperatorios.
  • Trastorno del sueño, fatiga, vértigos, cansancio generalizado, estrés, ansiedad, etcétera.

Hago especial incapié en la Osteopatía visceral.

Los tejidos en la zona visceral deben estar libres en su paso anatómico y esto no ocurre siempre, debido a adherencias o fijaciones que dificultan la movilidad normal de las vísceras. Las técnicas manuales viscerales ofrecen al organismo una base funcional más útil, productiva y saludable.
La osteopatía visceral trabaja para eliminar la rigidez y facilitar o adecuar la movilidad de nuestros órganos para un mejor funcionamiento de los órganos.

Los beneficios de la osteopatía visceral son:

  • Buen funcionamiento visceral,
  • Eliminación de ciertas dolencias crónicas estructurales.
  • Liberar la tensión interna, la incorrecta colocación y movimiento de los órganos.
  • Ayuda a reducir el estrés.
  • Prevención de futuras dolencias o lesiones.
  • Notable mejoría en multiples problemas de salud.
  • Especialmente positivo para problemas de espalda tales como lumbalgia o afecciones cervicales.

 

Principales disfunciones a tratar:

Post operatorios en zona abdominal, Acidez, Hernia de hiato, Reflujo, Gastritis, Estreñimiento, Dolor espalda, Gases, Hinchazón abdominal, Intoxicación o sobrecarga hepática (tratamiento medicamentoso, mala alimentación, intolerancias), Colon irritable, Enfermedad de Crohn, Dismenorrea, Sindrome pre-mestrual, Dispareunia…

La base principal de la osteopatía es el tratamiento global que brinde alivio frente a una dolencia o enfermedad específica, y a su vez, buscar el bienestar y equilibrio interno de la persona. Es por ello que se considera como una disciplina holística, la cual puede ser muy eficaz en una gran variedad de patologías.

Es a través de las diferentes técnicas manipulativas y las manos del osteópata que se realizan los diferentes tratamientos, de manera efectiva. Aunque también puede incluir otras vías médicas y el asesoramiento acertado para proteger la salud. Si te interesa saber más sobre la osteopatía y el masaje osteopático, sus beneficios, técnicas, así como otros aspectos; te invitamos a seguir leyendo.

Ofrecemos masajes en Sant Cugat y alrededores para todas aquellas personas que lo necesiten. Puedes consultar sin ningún compromiso.

¿En qué consiste la Osteopatía?

Comencemos con la definición de osteopatía, la cual es una terapia de manera natural que se encarga de estudiar patologías óseas y trata de subsanarlas. Se basa en que el organismo se guía por medio de una estructura general, en la cual cada una de las partes dependen firmemente de la otra. Es posible obtener grandes beneficios a través de un masaje que favorece al cuerpo en general.

Es por medio de los masajes osteopáticos que se modula la fisiología de la persona en su totalidad: músculos, huesos, tendones, ligamentos, distintos tejidos internos. Esta es la diferencia fundamental con los especialistas clásicos: es considerado por osteopatía, como un todo el cuerpo, sin detallar las especialidades.

Características de la osteopatía

En el masaje osteopático normalmente se utilizan técnicas manuales, a diferencia de otros tratamientos similares que sí incluyen el uso de algún aparato. La terapia osteopática se enfoca a ciertos tejidos que estén afectados, incluyendo nuestro sistema nervioso, visceral y músculo esquelético.

Las técnicas para corregir articulaciones en el aparato locomotor, son las que se utilizan con mayor frecuencia en osteopatía; siendo el objetivo fundamental obtener un diagnóstico funcional óptimo.

Por medio de este diagnóstico es posible determinar un tratamiento, el cual incluye las técnicas manuales adecuadas y de esta forma actuar sobre el tejido articular, muscular, nervioso o conjuntivo. Se obtienen distintas reacciones en el cuerpo que sirven para normalizar irregular las alteraciones que están presentes, colaborando en la resolución o mejoramiento del evento doloroso.

Enfermedades que trata a la osteopatía

Las patologías que normalmente trata la osteopatía son las musculoesqueléticas más comunes, que se generan en consultas de urgencia hospitalarias o en atención primaria. Por ejemplo: cervicalgias, lumbalgias, dorsalgias, mialgias (dolor en hombros), esguinces de tobillo y cervicales, artritis, tendinitis; así como diferentes problemas osteomusculares frecuentes.

La osteopatía también es muy eficaz para el tratamiento de vértigos, migrañas, problemas circulatorios, otitis, problemas endocrinos, digestivos, urológicos, ginecológicos, traumatológicos, neurológicos, entre otros.

Debemos señalar también, que el masaje osteopático permite obtener magníficos resultados en el área de pediatría, bien sea en infantes como en neonatos; siendo las patologías más comunes: tortícolis, plagiocefalias, estreñimiento, irritabilidad, alteraciones del sueño, cólicos del lactante, esguinces, parálisis braquiales, escoliosis, etc.

Beneficios de la osteopatía

La osteopatía ofrece una amplia variedad de beneficios para nuestro organismo, entre los cuales podemos destacar en líneas generales:

  • El principal objetivo de la osteopatía es darle al cuerpo su equilibrio, lo que se busca es que la persona pueda relajarse a través de sesiones placenteras. Gracias a esta práctica, es posible mejorar la vida del paciente.
  • La osteopatía es poco invasiva, favoreciendo el alivio del dolor sin recurrir a tratamientos medicinales más intrusivos.
  • Es posible obtener mayor movilidad del organismo en forma general, conservando la elasticidad, el equilibrio y la coordinación.
  • Por lo general, el masaje osteopático se recomienda en distintos trastornos orgánicos que incluyen: dolores musculares en el cuello, articulares, en la espalda o cintura.
  • La osteopatía es excelente para tratar la artrosis y también problemas de digestión, como: úlceras, estreñimiento crónico, hernias, mareos, vértigos, migrañas, entre otros.
  • Promueve la defensa natural del organismo y la buena salud.
  • La osteopatía es muy recomendada en niños para el alivio de distintos problemas, por ejemplo: sinusitis, dolor de cabeza, problemas para succionar leche materna, cólicos, problemas respiratorios o mala oclusión dental.
  • La mayor ventaja que ofrece la osteopatía, es que se puede aplicar a distintas personas sin importar el sexo, edad, salud y condición física.

Osteopatía estructural

En cuanto a la osteopatía estructural, es la encargada del restablecimiento de la postura y el aparato musculoesquelético, siendo la columna vertebral el punto central de esta terapia manual.

Beneficios de la osteopatía estructural

Gracias a la osteopatía estructural es posible tratar patologías, como: contracturas, tendinitis, así como hernias lumbares. Se basa fundamentalmente en el equilibrio del cuerpo a través de la estructura y conexiones del organismo, las cuales han de estar correctamente alineadas al conservar dicho equilibrio; en consecuencia, es posible proteger nuestra salud.

Osteopatía craneal

Se trata de evaluar y tratar la movilidad de los huesos que se encuentran en la zona del cráneo. Puede que esto te resulte un poco extraño, pero los huesos de esta zona del cuerpo son capaces de moverse, incluso pueden deslizarse unos huesos sobre otros.

Resulta bastante común que el cráneo tiene algunas restricciones en la movilidad, las cuales son tratadas en una sesión de masaje osteopático, utilizando técnicas manuales indoloras y sutiles, para lograr que el tono muscular pueda relajarse. Sólo debemos resaltar, que es mínima la presión ejercida sobre la zona de la cabeza.

Beneficios de la osteopatía craneal

La osteopatía craneal resulta esencial para el tratamiento de distintas patologías, ya que ofrece grandes beneficios, entre los cuales resaltan: migrañas, vértigos o mareos, cefaleas tensionales, alteraciones visuales, estrés, problemas de columna, sinusitis, trastornos del sueño, rinitis, entre otros. Además, es necesario resaltar que la osteopatía craneal es muy efectiva en bebés.

Osteopatía visceral

En cuanto a la osteopatía visceral, esta se enfoca en la sanación de vísceras y órganos; siendo el riñón, el hígado y el estómago, los órganos que son tratados principalmente en este tipo de terapia manual.

Beneficios de la osteopatía visceral

Responde tanto a las inestabilidades estructurales como funcionales en todo el organismo, del vascular, en el sistema músculo esquelético, el respiratorio o el sistema nervioso. A través del masaje osteopático visceral, son estimuladas las capacidades del organismo y de esta forma lograr que los órganos funcionen mejor, para disminuir los problemas relacionados con el estrés, etc.

Es de gran beneficio para las afecciones corporales y no tan corporales, como, por ejemplo: las depresiones, estreñimiento, dolores de cabeza, el estrés, migrañas las asiáticas, síndrome del túnel carpiano, entre otros.

Además, a través de la osteopatía visceral el sistema digestivo mejora significativamente, disminuyen las inflamaciones y es adecuada para tratar los dolores lumbares.

Diferencias entre la osteopatía y la fisioterapia

En la osteopatía y en la fisioterapia son usadas técnicas manuales, como tratamiento en pacientes. Diferenciándose porque el osteópata no requiere el uso de máquinas u otros aparatos en sus tratamientos, en cambio el fisioterapeuta si recurre al uso de máquinas.

Por otro lado, el osteópata visualiza y trata al organismo desde una perspectiva global y de esta forma, determina la relación existente entre problemas en ciertas zonas con una causa más global, ubicando el origen en la función de nuestro cuerpo. En cambio, en la fisioterapia los síntomas son tratados de forma local, para la recuperación de la articulación o músculo dañado.

Es necesario resaltar también que la osteopatía no se considera en España como una disciplina de salud como tal, simplemente se trata de una medicina alternativa que no se encuentra dentro del código de la seguridad social ni del código de la sanidad por otra parte, la fisioterapia si es una profesión sanitaria además de ser considerada como una disciplina de salud.

A través de la osteopatía es posible prevenir algunas lesiones, al detectar un mal funcionamiento o problemas en el cuerpo. En cambio, la fisioterapia se encarga de tratar las lesiones que se han generado.

Por último, debemos resaltar que la aceptación de la osteopatía ha ido en aumento en la actualidad, por tal razón, debemos destacar que algunos fisioterapeutas también se han enfocado en algunas técnicas osteópatas. Esto quiere decir que la osteopatía tiene mayor reconocimiento hoy en día, lo cual resulta altamente beneficioso.

Principales usos del masaje osteopático

Actualmente la osteopatía se utiliza con frecuencia para el alivio de ciertas patologías, veamos algunos usos más comunes:

Tratamiento en bebés, es posible tratar distintas patologías que son comunes en neonatos, principalmente cólicos del lactante; siendo realmente efectiva para reducir el llanto en bebés, bien sea por dolores abdominales, se desconozca la causa o existan reflujos gastroesofágicos.

Además, recordemos que en esta etapa los bebés tienen el cuerpo poco formado y a través de la osteopatía es posible tratar preventivamente problemas de visión, musculares o digestivo a partir de dicha etapa.

Gracias a la conexión de la osteopatía con los problemas vertebrales y cervicales, es posible curar las cefaleas. Adicionalmente, la osteopatía se utiliza en la prevención de lesiones deportivas, ya que promueve el posicionamiento adecuado de cada zona del cuerpo en la zona respectiva, facilitando a su vez, un buen rendimiento físico.

La osteopatía es muy utilizada y recomendada para mejorar problemas de digestión, como, por ejemplo: gastritis, gases o estreñimiento. En términos generales, el masaje osteopático cubre una gran cantidad de patologías que pueden afectar al organismo, bien sea de manera física y no tan física.