A menudo me preguntáis sobre cuál es la postura adecuada que se debe adoptar en diferentes momentos de la vida cotidiana, así que me he dispuesto a haceros una serie en 3 partes, en los que iremos viendo diferentes capítulos con tal de que podáis mejorar vuestra calidad de vida a través de la postura.

No existe una postura correcta válida para todo el mundo. Lo ideal es desarrollar de forma individual la sensibilidad que permita encontrar la postura mas adecuada para cada morfología.

Tras las primeras búsquedas sobre la postura correcta, a menudo se tiene la impresión de estar empeorando físicamente. Adoptar una postura correcta pero diferente a la habitual, como por ejemplo andar con la espalada erguida o la cabeza alta, no sólo puede acarrear problemas físicos, sino también psíquicos, pues esta transformación integral afecta a áreas tan relevantes de la personalidad como la autoestima…

Para conseguir una postura adecuada, debemos tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Adoptar una postura erguida
  • Llevar la cabeza recta, sin inclinaciones anteriores, posteriores o laterales.
  • Mantener los hombros relajados, sin desplazamientos hacia el frente, deben guardar simetría. Si no se encuentran a la misma altura, el desequilibrio muscular puede, eventualmente curvar la columna hacia un lado.
  • Las palmas de las manos han de mirar hacia la región lateral de los muslos y los pulgares apuntando hacia el frente
  • Evitar las posturas que causen dolor
  • Observarnos continuamente para conocer nuestra postura y poder corregirla
  • Habituarnos a la postura adecuada hasta que sea para nosotros algo cómodo y natural.
  • Concentrarnos al hacer nuestras actividades diarias para evitar realizarlas en posturas incorrectas.

Recordad que una postura adecuada implica:

  • Reducida actividad muscular
  • Escasa compresión anular por una adecuada alineación de los discos intervertebrales
  • Permanencia del núcleo del disco intervertebral en su centro fisiológico
  • Correcta alineación de las carillas articulares vertebrales que, al no soportar un exceso de peso, no reciben una fricción innecesaria
  • Espacio adecuado en el canal raquídeo, así la medula no sufre.
  • Los agujeros intervertebrales o de conjunción gozan de una apertura adecuada, por lo que las raíces nerviosas emergen con libertad
  • Poco compromiso articular con menos desgaste del cartílago
  • Aumento de la capacidad pulmonar
  • Mejor circulación del flujo sanguíneo
  • Desaparición de dolores
  • Menor riesgo de lesiones
  • Mayor elasticidad
  • Mayor posibilidad de realizar deportes y actividad física en general
  • Mayor estado físico en general
  • Aumento de la autoestima al sentirnos mejor con nuestra imagen

Y un largo etcétera de beneficios…

2. CONSEJOS PARA MEJORAR POSTURAS EN NUESTRAS ACTIVIDADES DIARIAS
 
CÓMO DORMIR
 
La postura en el dormir es tan importante como la que adoptamos mientras no lo hacemos, pues si dormimos ocho horas, un tercio de nuestra vida la pasamos durmiendo.
 
El colchón
 
Un colchón ideal es aquel que, al estar tumbado boca arriba, con las piernas estiradas, posibilita que la columna vertebral esté completamente apoyada y que no forme un arco en la zona lumbar.
Si durante el día no duele la espalda, pero si durante la noche o al levantarse, es conveniente comprobar si la cama, el colchón o la forma de dormir son adecuados.
 
Postura
 
1-     boca abajo
Es la posición menos recomendable, ya que se fuerza la curvatura lumbar y el cuello girado durante un largo periodo de tiempo y surgen contracturas en cuello y zona interescapular, tortícolis, etc.
Como posibilidad menos dañina podemos adoptar una posición de semiscostado, es decir girando la cabeza por ejemplo hacia la izquierda, flexionando la cadera y rodilla a izquierda, de manera que no sufra la columna cervical
 
2-     Boca arriba
Esta posición es muy buena para los que tienen la columna muy recta y con poca curva a nivel dorsal y lumbar
Unos consejos para dormir en esta postura son:
Dormir con una almohada debajo de las rodillas.
Utilizar una almohada fina para que la zona cervical no sufra
 
3-     De lado
Muy aconsejable para las personas que tienen dolor de espalda. Se aconseja poner la pierna que está más alejada de la cama sobre un cojín a la altura del muslo, por su parte interna.
Es conveniente cambiar de postura con frecuencia
 
 
 
Cómo levantarse
 
Muchos de los “tirones” musculares se producen por la mañana, así que es muy importante este momento del día si nos encontramos mal de la espalda. 
No es recomendable levantarse boca arriba frontalmente, pues produce una sobrecarga lumbar. La forma adecuada, es primero adoptar la posición de lado y después apoyándose con los brazos, incorporarse hasta quedar sentado y con los pies fuera de la cama. Luego nos pondremos de pie apoyando las manos en nuestros propios muslos o rodillas, evitando así que la espalda se curve.
 
 
Un saludo